domingo, 23 de octubre de 2011

Pieza del mes de octubre 2011: Nuestra Señora del Pilar

Nuestra Señora del Pilar

El origen del culto a la Virgen del Pilar de Zaragoza se basa en la tradición inmemorial de que la Virgen María (que aún vivía en Palestina) acudió milagrosamente a visitar en las orillas del río Ebro a Santiago, mientras este estaba orando. La aparición de la Virgen se realizaría sobre un pilar o columna.
La devoción a la Virgen del Pilar se hizo célebre con el llamado "milagro de Calanda" (Teruel). A Miguel Juan Pellicer le cortaron una pierna en 1673, después de sufrir un accidente. Invocó a la Virgen y tres años más tarde recuperaría milagrosamente la pierna. Los médicos que le amputaron la pierna darían testimonio del hecho milagroso.
La introducción del culto a la Virgen del Pilar en Galicia parece bastante tardía; no hay vestigio documental anterior al siglo XVII. Crecería a partir del pontificado de fray Antonio Monroi, arzobispo de Santiago entre 1686 y 1713. (1)


En Tui la devoción a la Virgen sería extendida por el obispo Juan Manuel Rodríguez Castañón (1752-1769), por haber sido obispo auxiliar de Zaragoza. Por la ciudad se haría presente esta devoción como la capilla del Pilar perteneciente al viejo pazo de los Castro y Lira, por fundación del canónigo Domingo  Antonio de Castro y Lira (2). 


El antiguo Hospital de Pobres y Peregrinos luce en su fachada principal la imagen de la Virgen del Pilar por haber sido edificado bajo el patrocinio del obispo en 1757.


En la S. I. Catedral son varias las imágenes que se conservan por la devoción del Obispo Rodríguez Castañón. En el Retablo de la Virgen de la Expectación sería colocada la imagen de la Virgen del Pilar sobre el camarín central. Hasta el siglo XIX se llamaba a este retablo como del Pilar según el canónigo Ricardo Rodríguez Blanco (3).


En el Museo Catedralicio se exhibe una Virgen del Pilar de plata que había tocado la original en Zaragoza. Según Avila y La Cueva (t. IV, fol. 338), el obispo dotaría a la S. I. Catedral para la festividad del Pilar con 25.000 reales, colocándose en el Altar Mayor la imagen de plata la víspera, el propio día de fiesta y su octava.
La imagen que exponemos este mes se veneraba en la sacristía de la Catedral en su propia vitrina, estando hoy expuesta en el Museo Catedralicio. La imagen de la Virgen del Pilar va acompañada de dos ángeles cerarios. La vitrina es una excelente pieza barroca ornada con estípites y pintado su fondo con hermosos motivos florales.




Notas:
(1) BOUZÓN GALLEGO, A.: Parroquia San Bartolomeu de Rebordáns, nº 84, outubro 2011.
(2) VILA, S.: Pazos e Casas de Tui, Tui, 2001, p. 55.
(3) RODRÍGUEZ BLANCO, R.: Apuntes históricos de la Santa Iglesia Catedral, ciudad y diócesis de Tuy, Santiago de Compostela, 1879.

No hay comentarios:

Publicar un comentario