lunes, 14 de noviembre de 2011

Pieza del mes de noviembre 2011: Virgen de la Expectación

NUESTRA SEÑORA DE LA EXPECTACIÓN



La Virgen de la Expectación es un tipo iconográfico que surge de la Virgen Apocalíptica, según la visión de San Juan. Aparece en la Edad Media bajo diferentes denominaciones, como la Virgen de la O, de la Esperanza, de la Preñada o de la Expectación. Estas representaciones muestran  a la Virgen en la espera del parto.

El Concilio de Trento en el siglo XVI lanzaría ciertas reservas a esta tipología de representación de la Virgen María en prevención frente a herejías como la docetista, ya que estos, por ejemplo, negaban al Cristo verdaderamente humano.
En la S. I. Catedral de Tui el culto a la Virgen de la Expectación continuó con fuerza, conservándose varias imágenes y retablos dedicados a ella desde el siglo XIV al XVIII. La Virgen de la O del Pórtico Catedralicio está realizada en piedra caliza y procede de la escuela de Coimbra en el siglo XIV y se complementa con la del ángel en el machón izquierdo del Pórtico.


La imagen de la Virgen que actualmente preside el retablo de la Expectación se hallaba con anterioridad a 1960 en el retablo que hoy está en la Capilla de San Telmo dedicado a Santa Teresa del Niño Jesús. La ubicación original de este retablo era a los pies de la nave del evangelio, junto a la Capilla del Santísimo Sacramento y consagrado a Nuestra Señora de la Esperanza. Es este un retablo realizado en las décadas finales del siglo XVII y que pudo acoger originalmente la advocación de la Virgen del Buen Suceso, correspondiente a la cofradía de los Carpinteros, Toneleros y Pedreros de la ciudad, cuyos estatutos son aprobados nuevamente en 1685 por el obispo Alfonso Galaz y Torrero.



La imagen de la Virgen de la Expectación aquí expuesta fue realizada en 1601 por el maestro escultor Alonso Martínez Montánchez por encargo del Chantre de la Catedral Lope García Sarmiento. Este importante chantre del siglo XVI había adquirido del Cabildo la vieja capilla del Santísimo Sacramento, cuando ésta se lleva a la capilla de San Andrés. Sería enterrado en 1610 en el espacio entre la capilla de la Soledad y la de la Expectación. El 1 de noviembre de 1601 el chantre Lope García Sarmiento había contratado la realización de un retablo para una Anunciación, la Virgen de la Expectación o Preñada y un Ángel que estaría ubicado fuera del retablo. Cuando el obispo Fernando Arango y Queipo encargue el nuevo retablo de la Expectación al maestro arquitecto Antonio del Villar en 1722, la imagen de Alonso Martínez sería conservada. Hacia 1960, con la sustitución por la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza pasaría a la capilla de Santa Catalina hasta que fue depositada en el Museo Diocesano en la década de 1970.




ARCHIVO CATEDRALICIO DE TUI: Protocolos Andrés Ferreira, Mazo 5, fol. 42, 1 de noviembre de 1601.
VILA JATO, M. D.: Escultura Manierista. Santiago de Compostela, 1983. p. 137.
FERNÁNDEZ-VALDÉS, M.: “La Catedral III: El Altar de la Expectación”. Boletín del CITT, noviembre de 1961, p. 8.

No hay comentarios:

Publicar un comentario